GuidePedia

0

Es habitual que creamos que las parejas de la tercera edad, se mantienen a base de cariño y hacerse compañía, donde el sexo no tiene lugar y pasan sus vidas haciendo las cosas típicas de su edad. Esto no tiene porque se cierto, ya que el hecho de llegar a la tercera edad no nos quita las ganas de seguir viviendo una vida plena, donde el apetito sexual no siempre se ve reducido y donde seguimos teniendo casi las mismas necesidades que cuando éramos jóvenes.

Si bien es cierto que la vejez trae consigo algunos impedimentos para tener una vida sexual normal, las parejas de la tercera edad tienen a su alcance muchas herramientas para poder disfrutar del sexo sin problemas. Ya sean problemas de impotencia, sequedad vaginal e incluso inapetencia sexual, son obstáculos que se pueden solucionar sin muchos quebraderos de cabeza.

El sexo en la tercera edad trae muchos beneficios para ambos tanto a nivel físico como anímico. Pues no solo mejora la salud sino que también ayuda a tener un estado de ánimo alegre y relajado, que para esa etapa de nuestra vida es algo indispensable. Ni el amor ni el sexo tienen una edad estipulada y menos aun cuando llegamos a la vejez.

Publicar un comentario

 
Top