GuidePedia

0

Una relación de pareja puede ser buena, puede ser conflictiva o puede ser toxica. En ocasiones podemos no ser muy consciente de en qué tipo de relación nos encontramos y por ello queremos centrarnos en las relaciones toxicas y en cómo detectar si la nuestra es una de ellas. Este tipo de parejas, tiende a la autodestrucción de uno o de ambos y pueden llegar a tener terribles consecuencias que es mejor evitar desde el principio.

Algunos de los síntomas más evidentes de una relación toxica es sentirse en un ambiente tenso y desagradable cada vez que estamos con nuestra pareja o sentirnos liberados y culpables al mismo tiempo, cuando estamos sin ella. El ambiente puede pasar de la tranquilidad al caos más destructivo en cuestión de segundos, convirtiéndose en situaciones amenazadoras para ambos que nunca terminan bien.

Sentirse inseguro por los sentimientos de la otra persona, debido a la tensión entre ambos, es algo habitual en las relaciones toxicas. Los celos y la sensación de que tu pareja te engaña, es otro motivo por el cual podría estar en una relación así y es que es una manera de exteriorizar la inseguridad que sentís. Si necesitas alejarte de tu pareja, pero no puedes evitar querer estar cerca y sientes que vives en un clima de agobio y tensión constante, sin duda tu relación es toxica y lo mejor es abordar el problema o romper definitivamente.

Publicar un comentario

 
Top