GuidePedia

0

Algunas veces, todos hemos sufrido por amor, es inevitable el ver que amamos a alguien que no nos corresponde y otras veces, que no nos hace sentir bien, aportándonos más dolores de cabeza que bienestar. A la hora de la verdad, tienes que ser sincera contigo misma y pensar: ¿de verdad es esto lo que quiero?

Hay momentos en los que querrás tirar la toalla, pero también deberás dejar que todo siga su curso. Los agobios, los juicios prematuros, así como los miedos, son fantasmas emocionales negativos que repercuten en las relaciones cotidianas, creando un gran malestar.

Sufrir por amor no es una obligación, aunque cuesta dejar un círculo vicioso o una costumbre que has adquirido con una persona a la que creías amar con todo el corazón. Toma tiempo para reflexionar y piensa donde y con quien quieres mirarte en 10 años. ¿Sería él o ella? ¡Haz este ejercicio y de repente mirarás todo más claro!


Publicar un comentario

 
Top